viernes, 5 de febrero de 2010

¿Como Tratar el Cabello Crespo?


Mantener un cabello fresco es muy dificil, pero es posible domarlo, solo tienes que mantenerlo bien hidratado y mimarlo. Los cortes de pelo rizado deben siempre complementar su patrón único de rizo, en capas son más convenientes para cabello ondulado de longitud corta a media. Son más fáciles de mantener y le dan a sus rizos una buena estructura.

El cabello rizado tiene sus propias reglas, una bonita melena rizada puede resultar realmente envidiable, pero todo exige dedicación y esfuerzo. Al cabello crespo no le van bien ni todos los productos ni todos los peinados.

El cabello crespo tiene su propio decálogo, el cual hace referencia a lo que está permitido y lo que no.

En este sentido, cabe destacar que el mejor peine son las manos, los rulos no toleran los cepillos tradicionales. El desenredo del cabello crespo se debe hacer luego del lavado, cuando el cabello crespo aún está húmedo; de lo contrario, aplastará el bucle.

Como la piel, el cabello también se reseca y es importante tomar ciertas medidas al respecto, entre ellas sobresale la utilización de protectores solares en la playa o piscina, o máscaras nutritivas en invierno. Para uso frecuente se recomiendan los baños de crema con ingredientes específicos, ya que dan brillo e hidratan.

Ahora bien, en cuanto a cremas o lociones para rizar el cabello, la oferta en el mercado es abundante, eso sí, al elegir el mousse evite los que contienen alcohol, dado que resecan.

Pero claro también tienes la opción natural, si no tienes mucho dinero para comprar productos para el pelo, aquí tienes unos tratamientos naturales específicamente para cabello ondulado o rizado.

También puedes mezclar un huevo con un yogur natural y con tres cucharadas de zumo de limón, hacer la mascarilla y aplicarla sobre el cabello durante quince minutos cubriéndolo con una toalla mojada en agua caliente. Aclara con agua templada.

Mezcla dos yemas de huevo con dos cucharaditas de aceite de almendras, aplícate la mezcla y envuelve el pelo y la cabeza con una toalla humedecida en agua caliente durante treinta minutos. Aclara con agua tibia. Pero tienes que ser constante y hacerlo todas las semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada